Piña + Piña = Piña Colada

El 30 de junio de 2005 un servidor hacía 23 años, pero no fue ni de lejos la gran noticia del día. Después de muchas manifestaciones  en contra y con un personaje, que ya no recordaréis, de lo más pintoresco llamado Aquilino Polaino, el cual se dió a conocer porque afirmaba que los gays son hijos de padres alcohólicos y hostiles; se aprobaba una ley desde mi punto de vista, de las más importantes en derechos sociales que se han aprobado en este país en los últimos cuarenta años. Sí, se cumplen 12 años de la aprobación de la Ley por la cual personas del mismo sexo, pueden casarse en España. 10 años después, 31.600 parejas se habían dado el sí quiero. Se dice rápido: 3.160 al año. ¡Qué maravilla!

Es esta una historia de lucha que empezó ya en el siglo XIX, en que la sodomía era delito en la mayoría de sociedades occidentales, con activistas como los olvidados Heinrich Hössli (1784-1864), Karl Heinrich Ulrichs (1825-1895) o Károly Mária Kertbeny (1824-1882).

 

Tal vez gracias a películas sobre derechos civiles norteamericanas, podamos recordar mejor los disturbios de Stonewall producidos en Greenwich Village donde los manifestantes empezaron a movilizarse en contra del acoso sufrido por la policía de Nueva York. Aquí, en el ostracismo del franquismo, se ejercía la Ley de vagos y maleantes en contra del colectivo LGBT con penas de cárcel y palizas en las comisarías. Parece muy lejano, pero en países como Arabia Saudí, aún se aplica la pena de muerte a los homosexuales.

 

En 2001, Holanda fue el primer país en legalizar los matrimonios entre personas del mismo sexo teniendo su primer enlace homosexual el 1 de abril de ese mismo año. Le siguieron Bélgica (2003), España (2005), Canadá (2005), Sudáfrica (2006), Noruega (2009), Suecia (2009), Portugal (2010), Islandia (2010), Argentina (2010), Dinamarca (2012), Uruguay (2013), Nueva Zelanda (2013), Francia (2013), Brasil (2013), Estados Unidos (2015), Mexico (2015) y Colombia (2016).

 

 

 

 

 

Tal vez este sea un indicador más certero del desarrollo que el Producto Interior Bruto, ¿no creéis?

 

 

 

 

 

 

Este año estamos muy felices de anunciar que va a ser el año que vamos a tener más bodas gay en Piña Colada y esperamos que cada año sean más y más y más, aquí os estaremos esperando 🙂

 

 

 

Love,

Piña Colada

 

Comments

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may also like